Contact phone number:(+34) 982 20 35 35

Contact email:

Mamá, voy a ser cocinero: seis consejos útiles para ser el mejor

17 noviembre, 2016

Mamá-voy-a-ser-cocinero-seis-consejos-útiles-para-ser-el-mejor-gusuguito-1920

Estar en la cocina no es tarea sencilla. Estar en la cocina de un restaurante abierto al público lo es aún menos. No son pocos los restaurantes que han fracasado en el intento de hacerse un hueco en la oferta gastronómica de su localidad. Esta situación puede ser inducida por incontables motivos. Sin embargo, una de las más importantes es la propia formación con la que cuenta el profesional. No solo es fundamental saber cocinar, sino hacerlo de forma correcta, con las técnicas adecuadas, poniendo especial atención a los nutrientes de los productos y sabiendo planificarse, entre otras. ¿Cómo puedes conseguirlo? Comenzar la casa por el tejado es la clave. Tanto si eres un profesional con trayectoria o un amateur apasionado de los fogones se torna fundamental que tengas unos conocimientos básicos y que renueves estos de forma regular. Tanto si eres propietario, chef o jefe de cocina, así como pinche o aprendiz, estos consejos te interesarán.

  • Prepárate como profesional. La oferta de formación en este ámbito es muy amplia en el mercado actual de la enseñanza.

La Formación Profesional (FP) reglada ofrece la posibilidad de cursar varias especialidades con las que podrás adquirir el Título Profesional Básico en Cocina y Restauración, el de Técnico en Cocina y Gastronomía (medio) o el de Técnico Superior en Dirección de Cocina (superior).

Realiza tantos cursos como creas necesario. El saber no ocupa lugar.

En cuanto a enseñanzas universitarias se refiere, el Basque Culinary Center ha sido el pionero en nuestro país ofreciendo la primera titulación de grado oficial en gastronomía. Podrás formarte a este nivel en la Universidad de Valencia y la Universitat de Barcelona, entre otras.

Complementa tus estudios. Un máster será una elección muy acertada.

  • Especialízate en el área que más te guste. Salsas, pescado, carnes, vegetales, repostería… Pero no solo debes adquirir todos los conocimientos de un rol característico, sino que debes conocer el amplio abanico en el que prepararte: tipo de cocina, cultura, técnicas culinarias…
  • Acude a jornadas gastronómicas, charlas y exposiciones de expertos, degustaciones… Permanece siempre con los ojos bien abiertos. Nunca sabes de dónde podrás sacar tu mejor idea.
  • No tengas prisa. Estamos hablando de una profesión tan demandada como sacrificada. Prepárate para trabajar cuando tus amigos descansan y para pasarte horas y horas entre fogones. Si la cocina es tu verdadera vocación, no te importará estar experimentando día y noche. Ten paciencia. Con esfuerzo, todo llega.
  • No cierres la puerta a los fracasos. No importa cuántas veces falles. Tanto la insistencia como la experiencia te llevarán a alcanzar el éxito personal y profesional.
  • Encuentra tu estilo. Dotar de personalidad a tus platos es algo muy importante y que el comensal sabe apreciar y agradecer. Recuerda dejar tu firma en cada una de tus creaciones. Ten un estilo y una identidad única.

Recuerda que el personal de cocina debe tener conocimientos culturales, sociales, tecnológicos, científicos, económicos… Alimenta tu curiosidad.

0 Comentarios en este Artículo

Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies