Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

PATROCINADOR OFICIAL

Cargando…

INFORMACIÓN DE LA ETAPA

Emprender esta etapa requiere tener una forma física más que aceptable, la mayoría de los peregrinos suelen dividir la etapa en dos, para que resulten más cómodas, debido a la elevada distancia que la compone.

El Burgo Ranero a Mansilla de las mulas (19Km)

Mansilla de las Mulas a León (18,1Km)

Se trata de una etapa llana y monótona, el primer tramo resulta interminable ya que necesitamos caminar más de 12km para encontrar la primera población, Reliegos, poco se puede destacar de este pueblo, cuando entramos podemos ver unas cuevas que en tiempos se usaban como bodegas.

Continuamos nuestro camino y en seguida aparece Mansilla de las Mulas, un bonito pueblo, amurallado, situado en el valle del río Esla. La siguiente población es Puente Villarente y luego por fin León.

Debemos dedicar una tarde para ver todo lo que ofrece León, la catedral de Santa María de estilo gótico, también la Real Basílica de San Isidoro, del siglo XI y el monasterio de San Marcos, se trata de un gran edificio construido sobre los restos de un antiguo hospital de peregrinos entre los siglos XVI y XVIII.

Otros monumentos de interés, la iglesia de Santa María del Mercado, El Palacio de los Guzmanes, la iglesia de Santa Ana y la Casa de los Botines. En todas las poblaciones de la etapa podemos encontrar albergues y servicios para los peregrinos.

visita-este-punto-de-interes-en-realidad-virtual

Distancia 37,1 Km

  • Km 0,00 – El Burgo Ranero
  • Km 2,50 – Arroyo del valle de La Granja
  • Km 4,50 – Arroyo de Valdasneros
  • Km 8,00 – Desvío a Villamarco
  • Km 13,0 – Reliegos
  • Km 16,0 – Área de descanso
  • Km 19,0 – Mansilla de las Mulas
  • Km 23,5 – Villamoros de Mansilla
  • Km 25,3 – Puente de Villarente
  • Km 29,5 – Arcahueja
  • Km 35,0 – Puente de Castro (Barrio de León)
  • Km 37,1 – León

CUENTOS Y LEYENDAS DE LA ETAPA

Cuentan que… ciertos Reyes de la Reconquista habían fijado un tributo para pagar a los moros. Se trataba éste de entregarles a cien doncellas todos los años. Cincuenta nobles y cincuenta plebeyas. Parece ser que un caballero del linaje de los Figueroas, se enteró de que su amada permanecía encerrada en la Torre do Peito Burdelo esperando a ser entregada a los árabes. Con la ayuda de sus cuatro hermanos fueron a liberarla. Al mismo tiempo se suscitaba una rebelión popular tras la decisión de las doncellas de Simancas de mutilarse sus manos derechas para no servir a los moros.

La situación se hacía insostenible en pleno reinado de Ramiro I. Cuando éste se decidió a atacar a los moros para deshacer el tributo que les habían impuesto, vio en sueños al Apóstol Santiago que le animaba a seguir adelante con el enfrentamiento. Así lo hizo y así también fue como venció y como se rompió la tradición de ceder a cien doncellas a los moros, a los que en los años siguientes se les pagarían las “adras”, es decir, una medida de grano escogido y otra de vino por cada yunta de bueyes.

COLABORADORES

Cargando…
Cargando…
Cargando…
Cargando…
Cargando…

La etapa en imágenes I

Arriba
 

AYÚDANOS A MEJORAR

Colabora con nosotros ayudándonos a mejorar la información que ofrecemos a los peregrinos. Si adviertes algún error o crees necesario añadir alguna información, por favor, envía tu comentario. Toda información es bienvenida y tanto nosotros como los peregrinos lo agradecemos.

Comentarios 0

Deja una respuesta

Att. Cliente