Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

PATROCINADOR OFICIAL

Cargando…

INFORMACIÓN DE LA ETAPA

Salimos de Logroño por Marqués de Murrieta, siguiendo las flechas del suelo.

Los viñedos serán el paisaje que nos acompañara en esta etapa. Pasado el puente del ferrocarril, más o menos a la altura de un concesionario de coches, tomaremos dirección izquierda que nos llevará hasta el parque de San Miguel. Seguimos nuestro camino entre jardines hasta llegar al túnel de circunvalación y de inmediato al paseo llamado “vía verde” que nos conduce al parque de La Grajera (Km 3,5).

Caminados unos cuantos kilómetros, nos encontramos con un área deportiva, justo pasada esta se encuentra el embalse de la Grajera y en su entorno hay un sitio recreativo (Km 5,8).

Ahora una considerable subidita es la encargada de acercarnos a un alto desde el cual nos sorprenderán unas vistas fantásticas.

Descendemos hacia Navarrete, podemos ver una valla metálica salpicada de cruces que dejan los peregrinos y poco antes de llegar, pasamos junto a las ruinas del antiguo hospital de peregrinos de San Juan de Acre del siglo XII. Continuamos por un camino que muere junto a la Cooperativa Vitivinícola de Sotés, para cruzar la carretera que va hacia Sotés.

Ya en Navarrete (Km 12,7), podemos apreciar la calidad de sus vinos, y dar un paseo por los talleres de alfarería tradicional.

Otra subidita nos acerca a la iglesia de la Asunción del siglo XVI.

En esta localidad encontraremos todo lo necesario para avituallarnos.

Desvío a Sotés (Km 16,1), continuamos por una pista asfaltada para llegar hasta la autovía y paralelos a la A-12 avanzamos hasta llegar al desvío que nos acerca a Ventosa (km 19,4), paradójicamente el camino no pasa por el casco urbano.

Sin apenas darnos cuenta subimos al Alto de San Antón por un camino de piedra, desde ahí podemos ver el valle del Najerilla y también Nájera (Km 29,6). Bajamos y cruzamos la nacional, continuamos hacia Poyo de Roldán, en donde tuvo lugar el combate entre Roldán y el gigante Ferragut.

Cruzamos el río Yalde por un puente de madera y hormigón (Km 26) y también la N-120 para entrar en Nájera (Km 29,6). Fue la capital del reino de Navarra.

El Monasterio de Santa María la Real fue fundado por el Rey Don García que consta de una iglesia gótica del siglo XV y una portada barroca, el Panteón de los Reyes y el claustro de los Caballeros del siglo XVI. Sancho el Mayor hace pasar por ella el Camino de Santiago.

visita-este-punto-de-interes-en-realidad-virtual

Distancia 29,6 Km

  • Km 0,00 – Logroño
  • Km 12,7 – Navarrete
  • Km 16,1 – Desvío a Sotés
  • Km 19,4 – Ventosa
  • Km 29,6 – Nájera

CUENTOS Y LEYENDAS DE LA ETAPA

Un día cualquiera, allá por el año del Señor de 1044, el rey don García sale de caza.

Una perdiz voló de pronto y fue lanzado un ágil azor contra ella. La perdiz volaba y volaba sin ser alcanzada por la impetuosa ave de altanería. El rey y sus sirvientes picaron espuelas y fueron por los caminos, entre robles y hayedos, siguiendo el vuelo de la valiente perdiz que de tal manera burlaba a la mejor de las aves cetreras del monarca.

La perdiz, sintiendo cerca el ave enemiga, atravesó el río Najerilla y se metió por el profundo y umbrío boscaje que en la orilla occidental de ese río había. El neblí seguía como una flecha a su presa y se vio a uno y a otro entrar en una cueva en busca de las aves, avanza con sigilo, cuando percibe una extraña melodía…

Al fin, en lo hondo de la cueva, el monarca encuentra una preciosa imagen de Nuestra Señora; a sus pies, una jarra con azucenas perfuma el ambiente, arde una lámpara, descansa una campana silenciosa, y la perdiz y el azor se muestran serenos y reconciliados.

Sorprendido por un hallazgo de estas características que el rey tomó al instante como un favorable presagio, maduró rey tomó al instante como un favorable presagio, maduró la conquista de Calahorra, la cual llevó a cabo al año siguiente con toda brillantez. Y tan profundo fue su agradecimiento a este favor que le había dispensado la Virgen que, con el botín capturado a sus enemigos, decidió construir pegado a la cueva, y como una prolongación más de ésta, el más bello templo que vieron los siglos.

Un templo que se convertiría en lo sucesivo en centro de sus devociones e ilusiones. Lo elige como panteón real y en él instituye la Orden de la Jarra o de la Terraza (la orden de caballería más antigua de toda España).

COLABORADORES

Cargando…
Cargando…
Cargando…
Cargando…
Cargando…

La etapa en imágenes I

Arriba
 

AYÚDANOS A MEJORAR

Colabora con nosotros ayudándonos a mejorar la información que ofrecemos a los peregrinos. Si adviertes algún error o crees necesario añadir alguna información, por favor, envía tu comentario. Toda información es bienvenida y tanto nosotros como los peregrinos lo agradecemos.

Comentarios 0

Deja una respuesta