Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

PATROCINADOR OFICIAL

Cargando…

INFORMACIÓN DE LA ETAPA

Todo huele a Galicia, a pesar del cansancio acumulado de tantos días, sentimos una nueva emoción que nos hace querer estar siempre aquí, es la sensación de llegar por fin a nuestro destino, serán los montes, o los caminos, o la niebla o quizás sus leyendas.

Emprendemos la marcha, a nuestro encuentro sale Santo Estevo de Liñares, la llegada al pueblo está marcada por una fuente, que sirve para el aseo y refresco de peregrinos, su Iglesia parroquial dedicada a San Esteban es anterior al año 1120.

Hospital da Condesa, un antiguo hospital es el culpable del origen de la localidad, se cree que hacía el siglo IX lo fundó la condesa de Egilo. Hay albergue y bar.
Padornelo y su iglesia de San Xoán.

Fonfría está situada en un espectacular paraje de alta montaña, existió un hospital de peregrinos encomendado a la Orden de los Caballeros de San Xoán. Aquí también encontramos albergue y algunos bares.

O Bidueiro, en esta aldeíta, podemos sellar la credencial si está abierta la capilla de San Pedro. Hay un mesón en donde podemos reponer fuerzas.

Los siguientes pueblos, Filloval, Pasantes y Ramil son pequeñas aldeas sin apenas servicios.

Ya en Triacastela encontramos todos los servicios con varios establecimientos en los que reponer las fuerzas tomando alimento o descansando el maltrecho cuerpo.

visita-este-punto-de-interes-en-realidad-virtual

Distancia 21,1 Km

  • Km 0,00 – O Cebreiro
  • Km 3,20 – Liñares
  • Km 5,70 – Hospital
  • Km 8,10 – Padornelo
  • Km 8,50 – Alto do Poio
  • Km 11,9 – Fonfría
  • Km 14,3 – O Biduedo
  • Km 17,3 – Filloval
  • Km 18,8 – Pasantes
  • Km 20,1 – Ramil
  • Km 21,1 – Triacastela

CUENTOS Y LEYENDAS DE LA ETAPA

O Milagro do Cebreiro

Se fija esta historia… en el siglo XIV, en una fría noche del 24 de diciembre en que celebraba misa un monje.

Cuando creía que nadie iba a estar presente en el sacrificio, vio entrar en la iglesia a un vecino que sorteando la nieve y otras inclemencias de un tiempo cruel, ascenció con gran sacrificio hasta O Cebreiro, para asistir a misa y comulgar.

El ministro de Dios, comenzó a desconfiar de que dicho sacrificio fuera en pos de algo válido; se preguntaba si un trozo de pan y un poco de vino podrían satisfacer a quien tanto había luchando para estar presente en su consagración.

Absorto en sus pensamientos, llego el momento de la Consagración y fue justo en ese instante cuando el pan se convirtión en verdadera carne y el vino en auténtica sangre de Jesucristo que, hirviendo tiñó los corporales, los cuales quedaron en el cáliz mientras la Sagrada Forma no pudo despegarse de la patena.

En 1486, los Reyes Católicos, en peregrinación a Compostela, conocen el milagro y donan el relicario donde se han conservado las pruebas evidentes hasta nuestros días.

COLABORADORES

Cargando…
Cargando…
Cargando…
Cargando…
Cargando…

La etapa en imágenes I

Arriba
 

AYÚDANOS A MEJORAR

Colabora con nosotros ayudándonos a mejorar la información que ofrecemos a los peregrinos. Si adviertes algún error o crees necesario añadir alguna información, por favor, envía tu comentario. Toda información es bienvenida y tanto nosotros como los peregrinos lo agradecemos.

Deja un comentario