Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

PATROCINADOR OFICIAL

Cargando…

INFORMACIÓN DE LA ETAPA

Emprendemos la marcha, nuestro camino nos lleva por detrás del Monasterio de Santa María la Real, del siglo XV, de claro estilo gótico. Una vez abandonamos Nájera y cruzamos el arroyo de Pozuelos o Valdecañas (Km 1,8). Nos toca caminar por pistas de tierra, viñedos, pinares y en algún tramo pistas recién asfaltada (Km 3,8). Una de estas últimas, es la encargada de acercarnos a la población de Azofra (Km 5,7). En este pueblo la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, siglo XVII-XVIII es la encargada de guardar una talla de Santiago Peregrino y otra de San Martín de Tours. Encontramos en su calle Mayor encontramos tiendas, bares y la farmacia.

Salimos del pueblo y cuando llevamos unos cuantos kilómetros nos encontramos con otro rollo jurisdiccional de mediados del siglo XVI (Km 7,2).

Nuestro camino se ve adornado por los extensos campos de cereal, un repecho no muy pronunciado es el encargado de acercarnos a un merendero (Km13) que nos servirá para reponer fuerzas. Unos cuantos kilómetros más adelante, nos sorprenderá una gravísima agresión al Camino de Santiago, un club de golf y un complejo residencial se han tragado parte de la ruta jacobea. En cuanto estemos repuestos de tamaña barbaridad, nos daremos cuenta que a la derecha está el pueblo de Cirueña (Km15).

A la salida de esta localidad, una pista agraria será la que nos lleve a Santo Domingo de la Calzada (Km 21). Su nombre procede de su fundador Domingo García, que creó un puente, un hospital y albergue de peregrinos, para facilitar el peregrinaje del Camino de Santiago a su paso por la localidad. El monumento más destacado es la catedral de Santo Domingo de la Calzada del siglo XII, que protege la cripta y el mausoleo de su Santo Patrón.

visita-este-punto-de-interes-en-realidad-virtual

Distancia 21 Km

  • Km 0,00 – Nájera
  • Km 5,70 – Azofra
  • Km 15,0 – Cirueña
  • Km 21,0 – Santo Domingo de la Calzada

CUENTOS Y LEYENDAS DE LA ETAPA

En el siglo XIV peregrina a Compostela Hugonell, un joven alemán de 18 años que va acompañado por sus padres. En el mesón donde se hospedan trabaja una muchacha joven que se enamora de él y le requiere de amores, a lo que el muchacho se niega. Despechada y con ansias de venganza, guarda en el zurrón del joven una copa de plata y luego le acusa de robo.

El joven Hugonell y sus padres se disponen a partir para seguir el peregrinaje, cuando llega la justicia y comprueban la acusación registrando el zurrón del muchacho. Le declaran culpable y es condenado a la horca. Los padres no pueden hacer nada por él más que rezar a Santiago. Al acercarse al cuerpo ahorcado de su hijo para despedirse oyen cómo éste les habla desde la horca y les dice que está vivo por la gracia del Santo.

Felices y contentos van a comunicar la noticia al corregidor que, justo en ese momento, está cenando opíparamente unas aves. El corregidor naturalmente se burla de lo que oye y lanza la frase conocida: «Vuestro hijo está tan vivo como este gallo y esta gallina que me disponía a comer antes de que me importunarais». Y en ese momento, las aves saltan del plato y se ponen a cantar y cacarear alegremente.

De esta leyenda nació el dicho popular: «En Santo Domingo de la Calzada, donde cantó la gallina después de asada».

COLABORADORES

Cargando…
Cargando…
Cargando…
Cargando…
Cargando…

La etapa en imágenes I

Arriba
 

AYÚDANOS A MEJORAR

Colabora con nosotros ayudándonos a mejorar la información que ofrecemos a los peregrinos. Si adviertes algún error o crees necesario añadir alguna información, por favor, envía tu comentario. Toda información es bienvenida y tanto nosotros como los peregrinos lo agradecemos.

Comentarios 0

Deja una respuesta

Att. Cliente